¿Acaso el mundo no es sino la sombra de una nube que, no bien el hambriento de sombra la anhela, se disuelve…? (Ibn al-Mu'tazz)



miércoles, 3 de agosto de 2011

Las preguntas del ojo



La escala de los acontecimientos narrados continuaba

a través de la música de las edades y de los entusiasmos.

Cuanto oíamos entre abluciones y juegos volaría muchos años después
de generación en generación, y se extraviaría, y se alteraría
hasta convertirse en relatos nuevos, mientras lo primario seria un eco.

Aquellas confidencias no eran solamente para el oído vigía
y a su sombra el ojo también preguntaba, el corazón también soñaba, 
y las voces se desplegaban a través de todos nuestros sentidos
porque todo hablaba por revelaciones en el hamman:
las sinuosas caídas de los cuerpos femeninos, sus oscuras heridas,
la fertilidad de los torsos, el dúctil despliegue de movimientos imprevistos
y aquellos ojos múltiples que salpicaban de destellos el guiño de luces
que atravesaba la gran mansión del agua y del éter.

Apenas se entonaban preguntas, porque cuanto nos poseía era una materia
anterior a la curiosidad que no tenía nombre
anterior al desasosiego que no tenía origen
anterior al curso de las venas que no conocían su fluctuación.

Fui feliz, madre, mientras me llevaste a aquella iniciación a la pureza
a la que jamás supe retornar.




* Imagen de Shirin Neshat.

15 comentarios:

  1. bienvenido. ¿quién eres?

    te leeré.

    d.

    ResponderEliminar
  2. Bienvenida tú. Soy lo que escribo.

    Gracias por pasar.

    ResponderEliminar
  3. Me gusta como escribes.
    Un placer.

    ResponderEliminar
  4. María, me estimula tu opinión. Hay tantos mundos por explorar y no sé si el lenguaje es la mejor embarcación, pero ésta y la lectura son de lo poco que le queda a uno.

    Vuelve cuando gustes.

    ResponderEliminar
  5. Es fácil volver a retornar a aquellas iniciaciones, a aquél mundo enigmático donde cada relato era sabiduría y asombro.
    Cierra los ojos. Déjate llevar...
    Todo lo que está cosido al alma allí permanecerá para siempre.

    ResponderEliminar
  6. Mariola, qé buena interpretación, qué espléndida sugerencia. Lo pretendo para mi, lo extiendo para el que quiera.

    Todo lo que está cosido...me tomo prestada la frase, me la tomo para mi acervo personal.

    ResponderEliminar
  7. Hay cosas que vividas y revividas...nunca se viven igual...

    ResponderEliminar
  8. Extraordinaria prosa poética, tan denostada hoy, poderosa, armónica y fértil en significaciones y en evocaciones, modélica en su pausado desenvolverse, a la busca de aquella inocente pureza no del todo perdida. Mi humilde felicitación.
    Saludos blogueros

    ResponderEliminar
  9. Lou, tal vez no vas descaminada; pero hay otras ocsas que a la primera de cambio suenan conocidas y te hartas.

    Gracias por tu estímulo.

    ResponderEliminar
  10. José Antonio, se trata de probar de otras fuentes. La sed empuja y uno es un humilde bebedor de los manantiales que halla por el camino.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  11. Todo mi sentir encapsulado en una palabra: fascinante

    ¡Buenas letras y excelentes lecturas!

    Brenda Ladurie

    ResponderEliminar
  12. Brenda, paséate sosegadamente por este mundo. Es un honor para mí.

    Bienvenida pues.

    ResponderEliminar
  13. Me has hecho pensar...

    Por cierto soy Pérfida
    Un saludo coleguita

    ResponderEliminar
  14. PérfidaCanalla, pensar es parte de ti. Eres tú quien te ejercitas.

    Saludos, bienvenida. Paséate por aquí cuando gustes.

    ResponderEliminar