¿Acaso el mundo no es sino la sombra de una nube que, no bien el hambriento de sombra la anhela, se disuelve…? (Ibn al-Mu'tazz)



jueves, 13 de junio de 2013

Conjuros




Cuánta sombra en la noche 
 cuánta carencia 
 acurrucada en los sueños
sin que azucen los anhelos del despertar

abandono:
mis ojos reposan
y tú entras a fondo en ellos
¿qué ves?

los insólitos paisajes que se dejan mirar
¿por quién  pueden ser ocupados?

no están ahí para ser tomados en conquista
ni para ser humillados por posesión alguna
¿no has pensado que son ellos 
quienes  vigilan nuestra resignada inmovilidad?

renuncia:
falaz propuesta que la oscuridad canalla me sugiere
¿cómo podría desistir de esta exploración 
que me impulsa a seguir 
desde los mil ojos que llevo dentro de mí?

privación:
no existe tal palabra cuando señalo
con mi dedo untado en saliva
tu punto en el horizonte




*Imagen de Kürsat Zaman



58 comentarios:

  1. El olfato huele ojos y escucha orejas, así a veces nos perdemos en horizontes blancos, nos salva a tiempo, si queremos, la saliva, todo lo pega a la memoria, nunca serán conquistados los paisajes que jamás soñamos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta tu deconstrucción, donde la racionalidad se ausenta.

      Eliminar
  2. Cuando leo este poema,me viene a la memoria Borges: somos la proyección de un dios juguetón, porque lo que cabe la pregunta: ilusión o materia? Saludos. Carlos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Relación causa-efecto. ¿Quién "crea" y recrea realmente a quién? Saludos.

      Eliminar
  3. Lo malo es cuando dejamos a la vista nuestros paisaje más frondosos, y los demás solo ven eriales...
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Debe ser grave tal situación. Acaso espejismo. Fíjate que lo que hoy se lleva es exhibir campos yermos como si fueran vegas fértiles...Pobres.

      UN abrazo.

      Eliminar
  4. Soñamos, nos abandonamos a nuestras ilusiones y paisajes que sólo podrán ser conquistados por quienes nosotros decidamos. No podemos renunciar a ello y no podremos privarnos de nuestros sueños. Y hacemos un conjuro para seguir buscando.
    un fuete abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El conjuro nos salva. Más allá o más acá de las palabras el sueño nocturno cumple esa función, nuestros escritos colaboran también a ello. Seguir buscando, tú lo dices.

      Buena y fértil noche onírica, Mariola.

      Eliminar
  5. La complejidad de los sueños, qué decidimos soñar?, qué viene por añadidura? y qué es esa parte que se queda guardada y perdida y brota con los sueños?

    Besitos Sombreado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vany, bienvenida, pero dudo que decidamos soñar; soñamos sin control. No obstante tus preguntas son cabales y yo también me las he hecho. Cada uno puede o no saber una aproximación a las respuestas.

      Eliminar
    2. Si te quedas fijo en un pensamiento, seguro lo sueñas, inténtalo y me avisas si da resultado

      Gracias por la bienvenida, me cuesta encontrarte, brincando de blog en blog para dar contigo, me quedo por aquí.

      Besitos

      Eliminar
    3. Probaré, Vany, naturalmente. Soy receptivo a las experiencias de los demás.

      Pues quédate cuanto gustes por este espacio.

      Eliminar
  6. Es muy buena, y muy profunda. Hay todo un mundo dentro de nosotros, incluso ni nosotros mismos somos capaces de explorarlo en su totalidad.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos pasamos todo el tiempo explorándolo...¿y cuánto llegamos a conocer? Gracias por pasar, Misterio.

      Eliminar
  7. Muy bonito , enhorabuena Sombreado. Besos.

    ResponderEliminar
  8. Juraría que había subido hace tiempo un comentario aquí, pero en fin, será mi cabeza que me juega malas pasadas.
    Creo que es excelente, S. Tal cual. Abandono, renuncia y privación: un original eje para explicar ese momento transitivo en el que se diluyen la reflexión y la ensoñación. A mí me resulta fascinante pero nunca se me ocurrió describirlo (perdón, intentar explicarlo poéticamente)y tú lo haces de una forma magnífica. "Falaz propuesta de la oscuridad canalla" ¿cómo desistir a explorar, a sumergirse en semejante aventura abierta a los mil ojos interiores? ¿cómo privarse de semejante tentación de la intimidad donde viven las luces que contienen las sombras, donde tantas veces se encuentran las respuestas que incluso a veces se ha desistido de buscar? No, no existe privación en ese paisaje, en ese lugar, salvo la más terrible y definitiva, la que impone la propia alma. Librémonos siempre de ese error.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Había entrado como spam este menaje, ya lo he liberado.

      RH. Me quedo pensando tu razonamiento, así que de momento no comento nada. Me parece tan acertado, que da un salto explícito...No, sigo pensando. Creo que yo no debo ser más explícito: todo lo que quiero decir está en el poema.

      Eliminar
  9. La decepción y la pasividad ha arraigado en nosotros y nos ha convertido en seres invisibles, que conviven pero se ignoran. Triste y sofocante realidad, me sumo a tu propuesta para conjurar al amparo, a la resistencia y a la abundancia, que hay mucho de todo pero con oscuros propósitos se han enterrado los principios y parece que no hay forma de sacarlos a la luz.
    Creo que ya es hora de ponerle freno a los enterradores y destapar todo lo que somos, Personas, sobre todo Personas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El ser, siempre a la búsqueda del ser (si es que existe)

      Gracias, Ana.

      Eliminar
  10. Abandono, renuncia,privación, tres ejes negativos que reclaman cambios, denuncian una situación muy poco atractiva para los protagonistas.
    Muy bonita.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sabría decirte si esos términos son siempre negativos. Todo en esta vida es tránsito, mudanza, cambio. Para llegar a otro lado...de nosotros mismos.

      Gracias por pasarte, Ohma. Daludos.

      Eliminar
  11. Hasta los espejismos
    tienen sombras de nube
    el vuelo de la arena
    con que se cubren

    Cuando llega la luna
    como esta noche
    las nubes son su espejo
    su risa esconden

    Y cuando el sol se marcha
    hasta mañana
    Granadas nubes flotan
    en púrpuras miradas

    Agua de nube
    Aire que en ella canta
    Fuego en el centro mismo
    Riega mi alma

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué preciosas estrofas, Anónimo. En la mejor y más exquisita tradición. Déjelas cuando guste nuevamente.

      Gracias por el asombro y la belleza.

      Eliminar
  12. Somos rehenes de los ojos de los otros. Esclavos de su forma de mirar.


    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Incluso de nuestras egoicas miradas interiores...Saludos.

      Eliminar
  13. Respuestas
    1. Agradezco el estímulo de las tuyas, Mercedes.

      Eliminar
  14. Hola; nuestras vidas se basan en luces y sombras. A veces nos da miedo nuestras sombras, las ignoramos; otras, no obstante, nos entregamos y luego renegamos de ellas. Sin embargo, en este caso, la privación marca un punto y aparte.

    Saludos. Pablo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero las sombras también son nuestra personalidad. La ironía de la existencia reside en que muchas veces lo que se muestra visible es aparente, no nos dice la verdad de nosotros, y las sombras exponen la desnudez del individuo con más claridad.

      Abandono - renuncia - privación...distintas fases cíclicas que nunca clausuran la experiencia vital, me temo. Gracias por aportar, Pablo.

      Eliminar
  15. Me quedo con los mil ojos interiores, pasa, que me pasa también, y a veces es tortura.

    Saludos y gracias por enlazar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En efecto, hay tantos ojos, interiores y exteriores, e incluso fuera de lugar (Luis Eduardo Cirlot los llama ojos heterotópicos)

      Que no siempre torturen, calmA.

      Eliminar
  16. La noche, ese refugio tan necesario a veces.
    Un saludo; Sandler.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me atrevo a decir que necesario siempre, aunque en ocasiones malgastado. Saludos.

      Eliminar
  17. Excelente trabajo amigo, hay mucho que desmenuzar en tus letras. Hay carencia en los sueños por falta de entusiasmo y constancia, por no creer que los podemos alcanzar.
    El abandono en positivo, es ejercer el deseo de confiar en el otro, no estamos inmóviles, sin más activos cuando nos dejamos
    sencillamente amar.
    Ni renuncia ni privación,esto sería castrar la libertad del hombre, todo debe de ser desprendimiento y donación.
    Gracias
    Espero que tú también compartas mis letras en mi casa.
    Un abrazo.
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto poeta alemán diría más bien que el problema es que los sueños se imponen a la racionalidad, y precisamente los sueños están repletos de entusiasmo, pero es un terreno de vanidad. Nunca estamos inmóviles simplemente por la inercia poderosa de la naturaleza. Se ame o no, nunca permanecemos parados, si acaso circunstancialmente ante el desajuste que puede producirnos ciertos avatares de la vida. Tal vez el amor es una de las manifestaciones del sueño.

      "Ni renuncia ni privación,esto sería castrar la libertad del hombre, todo debe de ser desprendimiento y donación." Una frase acertada, pero cuidado,, depende el concepto que se tenga de las cosas. Ya sabes: renuncia y privación para qué y desde que ámbito. Tal como lo dices lo rubrico: la libertad del hombre (y todo lo que exige su aprendizaje y su fin) es lo más sagrado.

      Bueno, con frecuencia me gusta hacer de abogado del diablo. Espero tu comprensión.

      Salud y un abrazo, Cecilia.

      Eliminar
  18. La he vuelto a releer, opino igual. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya, las relecturas pueden venir bien, pero no esperaba ser objeto de ellas. Gracias.

      Eliminar
  19. Bueno, conseguir los sueños, no tienen por que ser tema de vanidad, más bien de realización humana.Si por ejemplo estás en una silla de ruedas y deseas caminar, has de poner esfuerzo si existe esa posibilitad, el hombre precisa de gozar de su libertad de movimiento.
    Bien, cuando digo tres meses de vacaciones, todos mis amigos seguidores que me conocen hace mucho tiempo, saben que es de cerrar mi blog, para descansar.
    Atender el blog, el correo de mi apostolado etc, necesitan tiempo y reponer fuerzas. El resto de mis actividades propias, no tienen vacaciones.
    Agradecida por pasar por mi casa.
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No utilizaba el término vanidad como arrogancia sino como cualidad de vano, lo vano. Pero creo que tenemos conceptos diferentes de los sueños.

      Gracias.

      Eliminar
  20. Abandono, renuncia, privación... En mi país si agrupamos estos términos, podrían identificarse con una tusa de esas que duran hasta años.

    Qué mejor que las sombras de la noche para esconder nuestros sueños o nuestro dolor.

    Me gustó mucho y con tu permiso, me seguiré pasando a seguir leyéndote.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto, recorre los caminos que veas por aquí, hasta sus rincones más recónditos.

      Gracias, Annie, un beso.

      Eliminar
  21. "Cuánta sombra en la noche
    cuánta carencia
    acurrucada en los sueños
    sin que azucen los anhelos del despertar..."

    Excelente entrada para estos conjuros que a menudo lanzamos desesperados al aire de la vida.

    Un placer pasar por aquí.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que hay muchas fórmulas de efectuar conjuros; esta es una solamente. Se agradece tu visita, para cuanto quieras.

      Saludos.

      Eliminar
  22. Y, ¿está muy lejos ese punto?
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  23. Me encanta esta poesía...me encanta esa "vuelta de tuerca" que le das a la mirada, esa otra perspectiva..y lo que de verdad te enaltece, y te agradezco o profundamente, es que todas las fotografías que acompañan tus textos llevan la firma de su autor.

    No hay cosa que más nos fastidie a los fotógrados/as, profesionales o aficionados, que poner fotos que no son del propietario del blog y dejar en el aire si son de autoría o se han cogido de otras fuentes.

    Conduce al error y al engaño, por omisión.

    Gracias,

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Pat, es lo mínimo, citar la otra mirada, el otro esfuerzo, la diversa visión...aunque todo se funda en el Cosmos.

      Eliminar
  24. Ah! me gusta tu blog, con ese claro reconocimiento a los personajes que se encuentran en la barra lateral y que para mí son fuente de cultura; no los conozco, pero a través de ti, iré aprendiendo.
    Besos, de nuevo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esos otros personajes del margen son maestros para mí, no implica en modo alguno identificación ideológica ni compartir materia religiosa, por supuesto. Simplemente supieron hacer de la palabra otra vía, incluso transgresora. Yo los reivindico, y seguramente me quedo corto, porque en nuestro país desgraciadamente los hemos ignorado. Y son parte de nuestra cultura. No quiero pertenecer al bando de los desagradecidos. Besos.

      Eliminar
  25. sombreado, gracias por participar en mi blog pensando en haiku.
    que bueno es tu blog. me pasare para visitarlo.
    un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto, pasa cuando te parezca, aquí sigue la sombra de la nube.Buena jornada.

      Eliminar
  26. Buenas tardes, no has vuelto a publicar, espero que estés bien.
    Mi blog está de fiesta por su 4º aniversario, te espero si puedes y compartas mi nueva estructura métrica.
    Un saludo.
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cecilia. Todo tiene su tiempo, todo lleva su ritmo: estar bien es escuchar sus voces y hablar con ellas. Enhorabuena por tu entusiasta tarea de cuatro añitos.

      Un abrazo.

      Eliminar
  27. estupendos poemas, m hago seguidor d inmediato. saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por pasar, leer, sentir...Un saludo, Alejandro.

      Eliminar